Menú Principal

Las empresas más disruptivas del momento

Publicamos con la Escuela de Organización Industrial y la Universidad Politécnica de Madrid una obra sobre economía disruptiva en la que analizamos algunas de las empresas más innovadoras de España

Reto:

La innovación y la disrupción son dos tendencias que definen cada vez más las empresas y la actividad económica de los últimos años. Sin embargo, y pese a la popularización de los términos, no siempre se sabe qué quieren decir exactamente o qué diferencias existen entre un concepto y otro. Esto provoca que incluso los propios empresarios desconozcan el potencial disruptivo de sus empresas al igual que dificulta el análisis objetivo de las señales de esta disrupción.

Contar con una definición y un modelo de análisis es por lo tanto una necesidad a fin de aprovechar al máximo el potencial del cambio en las empresas. Para ello, hemos colaborado con la Escuela de Organización Industrial (EOI) de España y el Centro de Apoyo a la Innovación Tecnológica (CAIT) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM, en España), en la redacción de un libro, cofinanciado por el Fondo Social Europeo, capaz de responder a esos interrogantes: Sectores de la nueva economía 20+20. Economía disruptiva.

Posición de la empresa BQ en el modelo de análisis para las ocho dimensiones de la disrupción. / Opinno.

Estrategia:

A la hora de enfrentarnos a la caracterización de la disrupción de las empresas seleccionadas optamos por identificar ocho dimensiones objetivables que pudiéramos aplicar a cualquier empresa. Además, sumamos nuestro conocimiento de primera mano sobre start-ups y emprendedores gracias tanto a nuestras alianzas con Harvard Business Review y MIT Technology Review como a nuestro trabajo como consultora global de innovación.

A partir de ahí, y a fin de lograr un análisis semicuantitativo lo más completo posible, entrevistamos en profundidad una muestra de empresas españolas representativas de la disrupción. “Cuantificar la disrupción de cada empresa de forma equitativa y homogénea ha sido uno de los principales retos que del proyecto y por eso optamos por un enfoque de casos de estudio”, explica nuestra project leader Noemi de la Fuente.

Análisis de la dimensión “Tiempo al mercado” de la empresa Cabify, a través de la metodología de innovación de Steve Blank ‘Customer development’ /Opinno

Solución:

La síntesis de ese trabajo ha visto la luz en forma de libro. Editado por la Escuela de Organización Industrial (EOI) y realizado en colaboración con el Centro de Apoyo a la Innovación Tecnológica (CAIT) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM, en España), La Economía Disruptiva analiza veinte modelos de negocio españoles de éxito surgidos a partir de innovaciones disruptivas.

Los resultados del estudio, que pertenece a la colección Sectores de la Nueva Economía 20+20, indican que el carácter disruptivo de las empresas se concentra en su gran mayoría en aspectos concretos de su actividad más que a nivel corporativo; en concreto, las áreas donde más prácticas disruptivas se encuentran son el lanzamiento de nuevos productos y servicios. La relación de estos servicios con la actual sociedad del conocimiento está, en muchos de los casos, directamente relacionada con la creación  de nuevas tecnologías como en el caso de BQ, Quobis, Alise Devices y Umanick.

Algunos de los aspectos claves de la disrupción pasan por su nueva relación con la estructura del sector original. Empresas como Cabify y Parclick han sabido integrarse con empresas y gremios ya establecidos a fin de facilitar la incorporación de sus prácticas disruptivas en la regulación vigente. Asimismo, introducir modelos innovadores en sectores maduros es también una manera de reducir la brecha digital entre usuarios y clientes. Es el caso de eltenedor en la hostelería, Glamping Hub en el turismo y Bluemove en el alquiler de vehículos. Centrar sus servicios en los sectores más necesitados como hace Seabery es otra de las prácticas ejemplarizantes para la difusión y adopción de las prácticas disruptivas.

Otro aspecto interesante del estudio es que, al no existir un consenso internacional sobre qué es disrupción, muchas de las empresas analizadas no diferenciaban su carácter disruptivo como un valor añadido en el mercado. “Muchas veces la dinámica diaria de una compañía impide que sus directivos sean conscientes de que es tan disruptiva a nivel internacional”. Para de la Fuente, “este ejercicio de análisis les da perspectiva de sus enormes logros y les ofrece nuevas  herramientas de autoevaluación”.

Este trabajo se suma a otras publicaciones con estudios que ya hemos realizado desde Opinno como el Informe sobre ecosistemas de innovación, el estudio sobre el futuro de la movilidad, el barómetro de emprendimiento de éxito en España y nuestro informe sobre el futuro del empleo en colaboración con Adecco.

Puedes descargar el estudio en este enlace.